banner

IGNACIO SORIA, El Mastín Español: La leyenda continúa.

El Mastín Español La leyenda continúa.

 

El incuestionable carisma de nuestro protagonista ha sido ganado a pulso con el discurrir de los años y con el devenir de mil y una batallas contra los lobos, casualmente en un país donde el cánido salvaje, el gran proscrito, el predador más inteligente, exitoso y formidable de nuestro planeta, ha conseguido su mayor densidad de población en toda la vieja Europa. La razón de ser de la raza vuelve, en pleno siglo XXI, a poner en alza a nuestro más seguro servidor, el guardián de los rebaños, el protagonista olvidado, el Mastín Español.

Para cualquier aficionado a los perros, el Mastín Español es, por antonomasia, nuestro gran coloso. Los aficionados a la raza no podemos ocultar nuestro orgullo al hallarnos ante tal magnífico animal. El cúmulo de cualidades innatas de la raza engrandecen aún más su leyenda, pudiendo resumir todas ellas en una sola palabra: nobleza.

Efectivamente, y sin miedo a equivocarnos, podemos decir que no hay animal más dócil con los niños a la vez que fiera más valiente con las alimañas. Compatibilizar potencia y delicadeza, cariño y fuerza, estética y aptitud, no está al alcance de cualquiera. Nuestro mastín español encarna las mejores virtudes que se pueden buscar en un animal seleccionado para una función muy concreta desde el comienzo de los tiempos, cuando el hombre modifica su modus vivendi, y decide cambiar su vida errante y sin rumbo, para apostar decididamente por la agricultura y la ganadería.

El hecho determinante de que, en la actualidad, nuestro mastín español haya perdido mayoritariamente su ancestral razón de ser, nos pone a los aficionados y criadores de la raza, en la difícil encrucijada de decidir qué es lo que queremos para nuestro coloso. Debemos ser cautelosos y permeables a todas y cada una de las opiniones que nos lleguen, pues la enorme heterogeneidad original de la raza, (de la que se pudo haber estandarizado con facilidad más de una raza), conlleva muy variadas opiniones sobre la misma, siendo seguramente, muy pocas las razas que desatan tanta pasión.

Teniendo en cuenta estas premisas, es nuestra responsabilidad establecer el adecuado orden de prioridades a tener en cuenta para la óptima gestión de la raza.

Y en eso estamos.

 

Parece que fue ayer cuando la AEPME anunciaba en la Asamblea General de 1998 un Plan de Cría específico para la raza Mastín Español. Proeza tan grande como aquélla no se repetirá, pues cualquier atisbo de organización y gestión en común parecía una auténtica utopía, con las condiciones que se daban en aquellos tiempos.

Pero ya por entonces, el colectivo mastinero comenzó a demostrar que estamos hechos de una pasta diferente. Lo que a priori parecía iba a ser imposible, se fue canalizando poco a poco por el interés infinito de multitud de aficionados a la raza y por el seguro buen hacer de los gestores de la época. Comenzar a controlar camadas y a radiografiar ejemplares fue el origen de una de las señas de identidad de esta asociación, la seriedad.

Y en eso seguimos.

La AEPME, quince años más tarde, (que nadie diga que nos hemos precipitado), decide poner en marcha varias novedades más, como lógica continuación de aquellas originarias medidas. Una de las demandas históricas de los socios era la recogida de muestras de ADN de los ejemplares. Entendemos que es de obligado cumplimiento realizar una labor de investigación que nos ayude a gestionar de forma óptima el futuro de la raza y es obvio que el ADN es la vía.

También creemos que es importante potenciar la adecuada transmisión genética de los ejemplares y para ello, se ha creado la figura de grupo de progenie, un concepto que ensalza a los ejemplares que destaquen en la cría.

Como objetivos inmediatos para la cría, apostamos por conseguir unas señas de la raza lo suficientemente particulares como para distinguir a primera vista a un mastín español, lo que podríamos denominar el “tipo”, la marca “Mastín Español”, algo que diferencia nítidamente a nuestra raza del resto. Junto a ello, se considera fundamental cuidar la adecuada construcción de los perros buscando la armonía en las proporciones, el concepto más repetido en el estándar.

Adicionalmente, se han tomado decisiones en distintos ámbitos con las que queremos acercar la raza y la asociación a las personas. Medidas como realizar al menos, una vez al año, reuniones de delegados territoriales, ampliar el campeonato AEPME a toda la geografía española, incluyendo hasta 20 pruebas en total, subvencionar más aún la realización de radiografías de cadera o el hecho de agradecer a los organizadores de concursos su implicación, ayudándoles económicamente dentro de nuestras posibilidades, y agradecer igualmente, valga la redundancia, por adelantado a los jueces por su dedicación e ilusión, entendemos que son medidas objetivas a favor de un proyecto común.

De la misma manera, para favorecer la transparencia e incrementar la información a los socios, se han puesto en marcha otra serie de iniciativas. Para empezar, se ha renovado la web de la asociación, y hemos apostado por crear un sitio de información para el aficionado y sobre todo, para el socio. Hay secciones de acceso público y otras de uso exclusivo para los socios. De este modo, se ha abierto un foro de debate para los socios en la web de la asociación, en donde se pueda opinar de todo y se puedan exponer, siempre con una mínima educación, todas las ideas sin excepción. También en pro de esa transparencia, desde hace poco tiempo, se exponen voluntariamente los resultados de las radiografías de displasia de cadera, tanto las de los ejemplares actuales como las de ejemplares antiguos, siempre a voluntad del propietario. Igualmente, hemos instaurado ya hace tiempo un Buzón de sugerencias, redireccionado directamente al presidente de AEPME. En otro orden de cosas, hemos incluido nuevos contenidos en la web, con la idea de incorporar información casi diariamente: Así, los editoriales de la Revista Carlanca desde su inicio, en 1981, ya están a disposición de los socios, para que los más recientes puedan leer lo que se decía hace veinte o treinta años sobre la raza. También incorporamos artículos sobre la raza de forma continua, actas de las reuniones de la Junta Directiva, legislación, los nuevos Estatutos, cuyas últimas modificaciones databan de 2004, publicación de tarifas, y por supuesto, toda la actualidad diaria de nuestras pruebas, con resultados, fotos, opiniones de los jueces y organizadores, etc.

Sabemos que es posible que la implantación de alguna de estas medidas pueda ser incómoda en ciertos momentos, pero creemos que la AEPME, con todas estas decisiones, no hace sino poner en valor a los ejemplares de sus socios, situándose como garante de su seriedad y de su buen trabajo. Controlar las camadas, tomar y almacenar muestras de ADN, procurar la veracidad de los datos aportados por los criadores, etc., son sencillamente, el botón de muestra de una gestión seria de la que todos nos debemos sentir orgullosos. Estamos seguros que toda esta seriedad redundará favorablemente en la confianza de los aficionados a la hora de afrontar la decisión de poner un mastín en su vida. La seriedad nunca puede ser motivo de molestia, todo lo contrario, es garantía de calidad. Y así lo debemos defender los socios, pues no es lo mismo hacer las cosas que hacerlas bien, y la AEPME se debe preocupar de certificar que las cosas se hacen bien.

Creemos sinceramente que la raza se merece toda la energía que le podamos dar. En estos momentos, somos los miembros de la actual Junta Directiva, junto con los delegados territoriales de AEPME, nuestra mano derecha, quienes llevamos la iniciativa y remamos, pero debemos ser conscientes de que mañana habrá otras personas al mando y entre todos tenemos la responsabilidad de hacer de esta raza y de esta asociación un motivo de orgullo.

Pensemos, finalmente, que somos unos afortunados que en algún momento de nuestra vida nos hemos cruzado con este magnífico animal y que entre todos estamos manteniendo viva la leyenda del Mastín Español.


Zona Privada de Socios

Calendario AEPME 2018

<<  <  Octubre 2018  >  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sá  Do 
  1  2  3  4  5  6  7
  8  91011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
Asociación Española del Perro Mastín Español | © 2018
Ctra. Ponferrada - Recinto Ferial, Local 2 - CP:24100 - Villablino - León
www.aepme.org | presidente@aepme.org